[ Inicio || Fundacion del estado de Sinaloa || Sinaloa Origen y significado || Primeras expediciones españolas ]
[ Sinaloa durante la epoca colonial || Extencion territorial || Manifestaciones culturales || Separacion de Sonora y Sinaloa ]
[ La Reforma y la intervencion Francesa || Sinaloa durante el Porfiriato || Sinaloa en la Revolucion Mexicana ]
[ Independencia en Sinaloa || Del periodo Posrevolucionario al sinaloa contemporaneo ]

Sinaloa durante la época Colonial.

La época colonial en Sinaloa comenzó desde el momento en que los conquistadores españoles, encabezados por Nuño Beltrán de Guzmán, llegaron al noroeste de México.

A su paso por el territorio Sinaloense, encontraron resistencia de los pobladores nativos de esos lugares, pero a pesar de esta resistencia, los españoles lograron colonizar los señoríos de Chametla y Culiacán.

Durante esa época, Sinaloa tuvo un gobierno, un territorio y otros aspectos diferentes a los de la época prehispánica.
 La principal forma de gobierno implantada durante la colonia fue el Ayuntamiento, con sus alcaldes y regidores.

Este sistema de gobierno se observó en los pueblos de San Miguel, San Felipe y Santiago de Sinaloa y San Sebastián. Se completo la encomienda y el repartimiento.

La encomienda, que solo funcionó en la provincia de Culiacán, consistió en que el rey de España, para recompensar los servicios de los conquistadores, asignaba o encomendaba un grupo de indígenas, quienes estaban obligados a servir y pagar tributo o impuestos a los conquistadores españoles o al rey.

El repartimiento consistía en la entrega a los españoles de un grupo de indígenas, quienes debían trabajar en beneficio de los conquistadores; a estos indígenas sí se les pagaba un salario.

Los españoles organizaron las provincias conquistadas con formas de gobierno no parecidas o iguales a las de España.

Las actividades económicas que se desarrollaron en la época de la colonia fueron la minería, la ganadería y la agricultura, y en menor escala a la recolección de sal y las artesanías como la cestería, el tejido de ixtle y la elaboración de utensilios de barro.

Los principales pueblos Sinaloenses donde se trabajo la minería durante la Colonia fueron: Pánuco, Charcas, Copala, Rosario, Santa Rita, Cosalá y Sivirijoa.

Para la explotación de las minas, los españoles necesitaron de la mano de obra de los indígenas. No todos los indígenas trabajaban en las minas, únicamente los que pertenecían a un repartimiento, es decir, los que trabajaban por un salario. Los conquistadores trajeron de España el ganado vacuno, caballar, mular y lanar.

Al llegar los misioneros jesuitas a Sinaloa, iniciaron a los indígenas en el pastoreo del ganado vacuno, que los proveía de leche y carne.

El ganado mular y caballar, lo utilizaban para el trabajo y la carga. El ganado lanar no se desarrolló por el clima caliente que existe en Sinaloa.

Al llegar los jesuitas a evangelizar a los indígenas se convencieron de que la única manera de arraigarlos en los pueblos era enseñándoles técnicas y formas de labranza, para que produjeran suficientes cosechas y subsistieran todo el año.

Los misioneros introdujeron otros cultivos como el trigo, las hortalizas y la caña de azúcar, enseñaron a los naturales a sembrar en espacios más grandes, ya no solo en las orillas de los ríos, sino en terrenos preparados para este fin.

Los españoles que lograron hacer grandes fortunas, lo hicieron por medio de negocios diversificados y el ejercicio de puestos de gobierno.

Durante la época colonial, el estado de Sinaloa estaba dividido en tres provincias: Chametla, Culiacán y Sinaloa.

Para poder gobernarlas, estas provincias se subdividieron en territorios más pequeños llamados alcaldías y corregimientos.

Al frente de cada alcaldía se encontraba un alcalde mayor, quien era el encargado de impartir justicia dentro de su provincia.

Los alcaldes eran nombrados por el virrey.
Los corregimientos funcionaban en los pueblos de indígenas que no habían sido entregados en encomienda; al frente de ellos estaban el corregidor, cuya función era la del gobernador.

Los corregimientos, al igual que la encomienda, solo se dieron en la provincia de Culiacán.

[ Cetis 107 ]